¿Por qué un muchacho puede desarrollar un complejo de inferioridad homosexual?

¿Por qué un muchacho puede desarrollar un complejo de inferioridad homosexual?

Puede llegar a sentirse menos masculino, menos viril, cuando ha sido criado de modo hiper-protectivo e hiper-ansioso por una madre absorbente, y cuando el padre ha tenido poca importancia en la educación. Esta combinación ha creado predisposición al desarrollo del complejo homosexual, que a veces es síntoma de un desequilibrio en la familia y de discordia entre los padres.

El paso siguiente en el desarrollo del complejo homosexual es decisivo: la comparación que hace el chico de sí mismo con sus iguales del mismo sexo. Si, a pesar de esas influencias familiares negativas, consigue superar la barrera y se integra, el peligro de una evolución homosexual está superado. Pero, a veces, se retira desalentado, oprimido por la sensación de insuficiencia y de autocompasión. “Desde el punto de vista estadístico, la homosexualidad está más estrechamente ligada a estos factores de adaptación social que a los factores relativos a los padres o a las situaciones familiares”.

El niño que ha tomado una identidad gay (o tiene fantasía excitación o conducta homosexual) percibe con mucha frecuencia que su padre o su madre era un modelo de rol impropio.

Una idea importante que se enfatiza es que el sexo no tiene nada que ver con la AMS, tiene que ver con necesidades insatisfechas.

Después de todo, la atracción hacia el mismo sexo representa una falta de plenitud en la identidad de género que procede de un corazón roto y de un impulso reparativo de unirse con los demás del mismo género. Si no se puede hacer este vínculo de forma sana según el plan de la creación natural del Ser Humano, se realizará entonces de forma insana por medio de la fantasía, excitación, identidad y/o conducta homosexual.

Más de ochenta años de investigación científica muestran que NO se nace con AMS y cualquiera que experimente atracción al mismo sexo, se atascó simplemente en una etapa temprana del desarrollo psicosexual. Cuando se abordan esas heridas y las necesidades de amor son satisfechas en relaciones sanas, la persona se integra de tal forma, que es capaz de elegir desde la consciencia. No desde una necesidad disfuncional.

La atracción hacia el mismo sexo trata de la no pertenencia, de no encajar y de sentirse diferente: Un hombre se siente menos que diferente de los demás hombres; puede que le hayan llamado “maricón,” “marica,” “puñal”, “cacha granizo”, “mariposón”, “loca” o “gay” (significado original que describía a una persona “de la vida alegre – hombre”) los demás chicos del colegio. Una chica se siente diferente de las otras chicas y puede que la hayan llamado “tortillera,” “marimacha”, “lesbiana”, o “joyfull” (palabra original en inglés para lesbiana, no es usada más).

La atracción hacia el mismo sexo trata de emociones interiorizadas de exclusión, en virtud de la cual la persona afectada cree que no pertenece al género o que no encaja. La AMS se crea durante muchos años de confusión, dolor y muchas veces de una gran soledad y rechazo. Y pueden depender de:
El temperamento y las percepciones del niño, historia familiar en momentos particularesl y hechos culturales o sociales.

Skills

Posted on

julio 11, 2014

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *