Relaciones adictivas

Relaciones adictivas

Las relaciones perjudiciales Todas las relaciones tienen altibajos y etapas en las que las cosas no marchan todo lo bien que se desearía, pero esto no las convierte en relaciones perjudiciales. Por el contrario, una relación perjudicial implica una sensación continua de frustración. La persona que está envuelta en este tipo de relación, tienen la impresión de que las cosas podrían ir bien, de que la relación tiene posibilidades, pero lo cierto es que ese potencial nunca llega a hacerse realidad y su pareja es siempre inalcanzable, debido a que está con otra persona, no desea comprometerse o simplemente no es capaz de hacerlo. Se trata de una relación en la que siempre parece faltar algo y resulta destructiva porque impide a la persona seguir adelante con su vida de un modo normal, debido al dolor causado por la relación y a las emociones de tristeza, ira, desesperación o soledad que conlleva. Seguir adelante con una mala relación no solo produce estrés sino que puede llegar a producir síntomas físicos. En ocasiones, el abuso físico y emocional forma parte de esas relaciones. El constante estado de tensión y estrés acaba produciendo cansancio y robando la energía de la persona que permanece en ella. Por otra parte, puede dar lugar a comportamientos de huida, como recurrir al alcohol o las drogas para escapar del dolor que se siente. La persona envuelta en una relación de este tipo no es libre. Se ve privada de la libertad de ser lo mejor de sí misma; de la libertad de amar a otra persona por su propia elección y no debido a la...
Disposofobia – Acaparamiento compulsivo

Disposofobia – Acaparamiento compulsivo

Algunas personas tienen el hábito de acumular cosas de distinto tipo: papeles, objetos, diarios, viejos cuadernos, etc. Si bien muchos de nosotros podemos tener esta conducta, el exceso es lo que los diferencia. Los acumuladores compulsivos tienen una forma de vinculación extrema con los objetos y por esto temen perderlos. A este sub-trastorno ligado al temor a la pérdida se lo llama disposofobia. Se caracteriza por el total abandono personal y social y por el aislamiento voluntario en el propio hogar, acompañados, en la mayoría de los casos, por la acumulación en él de grandes cantidades de dinero, objetos o desperdicios domésticos. Siempre se ha considerado este trastorno dentro del espectro de los trastornos obsesivo-compulsivos. Pero una revisión de rasgos de este padecimiento comienza a ubicarlos en una categoría independiente de ellos, aun cuando comparten algunas características, como son la necesidad de control y la respuesta a la incertidumbre. Como cada objeto acumulado es único e irremplazable, no pueden categorizarlos ni pensar en despojarse de ellos, más allá de la inutilidad que puedan tener. La convicción de que pueden necesitarlo alguna vez (aunque lo tengan sin uso desde hace años) y la sola idea de no tenerlo les genera angustia. Consideran esas pertenencias como parte de ellos mismos y, por eso, si alguien los toca o pretende quitárselos, se pueden poner violentos. Suelen ser sujetos francamente antisociales y no dejan entrar a nadie a sus casas porque temen que les roben o siquiera toquen sus pertenencias. Existen dos elementos que originan la disposofobia, vinculados a los trastornos de ansiedad, especialmente a las obsesiones y compulsiones: el miedo y la...
Trastorno Mixto Ansioso Depresivo

Trastorno Mixto Ansioso Depresivo

Todos alguna vez nos hemos sentido tristes o ansiosos por algún motivo, seguramente durante un periodo corto de tiempo unido a determinadas circunstancias de la vida. No obstante, cuando los síntomas de nerviosismo, taquicardia, apatía, problemas para dormir, falta de interés… se extienden más de un mes, aparecen sin razones aparentes y alcanzan una intensidad que llega a perjudicar tu vida; se debe considerar que hay algo más grave detrás que hay que solucionar. Estos son los rasgos del Trastorno Mixto Ansioso-Depresivo, una condición poco estudiada pero que está en aumento y provoca numerosas bajas laborales o absentismo escolar en los adolescentes. Es una forma algo más leve de depresión y ansiedad, pero no por ello debe ser olvidada, existiendo tratamientos muy efectivos para paliarla. A continuación, se presentan las características del trastorno, sus causas, sus criterios diagnósticos, sus síntomas y tratamientos; entre otras cosas. Definición El Trastorno Mixto Ansioso Depresivo es una condición muy frecuente, y consiste en una categoría diagnóstica donde entran aquellos pacientes que presentan tanto síntomas de ansiedad como de depresión en igual medida, pero de forma menos intensa. Lo más frecuente es que lo síntomas de ansiedad sean más acentuados que los de depresión. Estos pacientes no cumplen con los criterios diagnósticos específicos de ansiedad o de depresión por separado. Además, se caracteriza por una aparición de los síntomas que no depende de acontecimientos estresantes de la vida. Esta clasificación es relativamente nueva y poco estudiada, ya que parece funcionar como “cajón de sastre” para los que no encajan con otros criterios diagnósticos. Sin embargo, está claro que constituye una enfermedad que afecta a...
Las drogas, el cerebro y el comportamiento

Las drogas, el cerebro y el comportamiento

 ¿Qué es la adicción a las drogas? La adicción se define como una enfermedad crónica y recurrente del cerebro que se caracteriza por la búsqueda y el consumo compulsivo de drogas, a pesar de sus consecuencias nocivas. Se considera una enfermedad del cerebro porque las drogas modifican este órgano: su estructura y funcionamiento se ven afectados. Estos cambios en el cerebro pueden ser de larga duración, y pueden conducir a comportamientos peligrosos que se observan en las personas que abusan del consumo de drogas. *El término adicción, puede considerarse como equivalente a un grave trastorno por uso de sustancias. La adicción es muy similar a otras enfermedades, como las enfermedades cardiacas. Ambas perturban el funcionamiento normal y saludable del órgano subyacente, tienen serias consecuencias nocivas y son evitables y tratables, pero en caso de no tratarlas, pueden durar toda la vida.  ¿Por qué la gente consume drogas? En general, las personas comienzan a consumir drogas por varias razones: Para sentirse bien. La mayoría de las drogas de las que se abusa producen sensaciones intensas de placer. Esta sensación inicial de euforia es seguida por otros efectos, que varían según el tipo de droga que se consume. Por ejemplo, con estimulantes como la cocaína, la sensación de euforia es seguida por sentimientos de poder, confianza en uno mismo y mayor energía. En contraste, la euforia causada por opiáceos como la heroína es seguida por sentimientos de relajación y satisfacción. Para sentirse mejor. Algunas personas que sufren de ansiedad social, trastornos relacionados con el estrés y depresión, comienzan a abusar de las drogas en un intento por disminuir los sentimientos de...