Adicción a la comida – Obesidad

Adicción a la comida – Obesidad

Tenemos que comer para vivir. Eso es un hecho básico. Nos gusta comer alimentos que están bien preparados y presentados, y que tienen buen gusto. Para un adicto a la comida, su obsesión va más allá de disfrutar de una buena comida. La obsesión de comer, o mejor dicho consumir, se apodera de su vida. Los adictos a la comida se encuentran atrapados en una obsesión que no pueden controlar. Cuando no están comiendo, ellos están pensando en la próxima merienda, experimentando antojos para ciertos tipos de alimentos. No todos los adictos a la comida tienen bulimia, que se caracteriza por el consumo de grandes cantidades de comida y la eliminación de los alimentos a través de vómitos o laxantes. Las personas con anorexia pueden ser adictas a la comida también, pero hacen todo lo posible para no comer.  ¿Qué es la adicción a la comida ? Al igual que las drogas adictivas, los alimentos muy apetecibles aumentan los niveles de producción de sustancias químicas del cerebro que crean la impresion de bienestar, como la dopamina. Una vez que las personas experimentan placer, asociado con el aumento de la dopamina en el circuito de recompensa del cerebro, al comer ciertos alimentos aparece la necesidad de comer más. Las señales de recompensa creados por alimentos muy apetecibles pueden anular las señales de plenitud y satisfacción. Como resultado, la persona adicta sigue comiendo incluso cuando no tiene hambre. Las personas que muestran signos de adicción a la comida también pueden desarrollar una tolerancia a la alimentación. Comen más y más, sólo para descubrir que la comida les satisface cada vez menos....
¿Qué es el Cutting?

¿Qué es el Cutting?

¿Qué es? El Cutting es el acto de “cortarse” la piel en diversos lugares que pueden ser muñecas, brazos,piernas o cualquier otro lugar del cuerpo y esta acción pude ser desde cortes leves que no logre un sangrado hasta otros más severos y profundos que requieran una intervención médica en donde se practique una cirugía. Iniciaremos explorando la acción y sus efectos: Cortarse es un tipo de conducta autolesiva, en suicidología lo incluimos dentro de las “conductas Autodestructivas”. La mayoría de jóvenes que se cortan son de sexo femenino, pero los chicos también cometen estas conductas autodestructivas. Las personas suelen empezar a cortar en la adolescencia aunque hemos visto en consulta a niños de 9 y 10 años que ya empiezan estas conductas que a veces son imitativas de alguna persona mayor que puede ser un primo, hermano o vecino, algunas lo siguen haciéndolo en la etapa adulta. Causas Cortarse es una forma en que algunas personas tratan de afrontar el dolor que les provocan las emociones fuertes, la presión intensa o los problemas relacionales importantes. Es posible que tengan que afrontar sentimientos que les parezcan demasiado difíciles de sobrellevar o situaciones negativas que crean que es imposible cambiar. Es decir al no poder enfrentar y resolver conflictos y problemas desvían el Dolor emocional al dolor físico que para ellos es más fácil de manejar. Es posible que no conozcan mejores maneras de liberarse de la presión o del dolor emocional. Otras personas se cortan para expresar emociones fuertes, como la rabia, la pena, el rechazo, la desesperación, la intensa nostalgia o el vacío y presenten una incapacidad para...
Trastorno obsesivo compulsivo por la limpieza.

Trastorno obsesivo compulsivo por la limpieza.

El trastorno obsesivo compulsivo (TOC) es un trastorno de ansiedad que se caracteriza pensamientos intrusivos recurrentes (obsesiones) y actos o conductas repetitivas (compulsiones) que la persona realiza para evitar el malestar (ansiedad) que los pensamientos obsesivos le provocan. Uno de los TOC más habituales es el trastorno obsesivo compulsivo por la limpieza. Características del trastorno obsesivo compulsivo por la limpieza El trastorno obsesivo compulsivo por la limpieza, es una de las afecciones irracionales de tipo neurótico que padecen en su mayoría las mujeres y que en particular provoca problemas emocionales, como miedos, inseguridad, fobias y complejos; y síntomas psicofísicos como fatiga, estrés, insomnio, problemas en las articulaciones, depresión accidentes, sobrepeso, sedentarismo, falta de apetito sexual, irritabilidad, cefaleas, hipertensión y problemas vasculares. Los pensamientos irracionales que pueden llevar al acto de la limpieza pueden ser distintos entre persona y persona. Por ejemplo, algunos individuos pueden tener pensamientos supersticiosos que les provocan ansiedad si no realizan actos para reducir sus síntomas ansiosos, otros pueden pensar que todo está contaminado y si no se limpian van a sufrir enfermedades graves, y otros pueden llevar el orden y la limpieza del hogar al extremo, ya que buscan continuamente la simetría de los objetos. Independientemente del pensamiento irracional, la compulsión en este tipo de trastorno se va a caracterizar por conductas de limpieza e higiene. Causas Las causas de este trastorno se atribuyen a las características de la personalidad perfeccionista, obsesionada por el control y la disciplina; a la falta de atención o de afecto, al estrés, a factores culturales aprendidos y al tipo de trabajo rutinario de una casa, que no se ve...
El síndrome de los acumuladores compulsivos.

El síndrome de los acumuladores compulsivos.

Hay diferentes enfermedades o trastornos mentales. Entre ellas existe la “acumulación compulsiva”. Los que padecen este desorden tienden a acumular cosas en una forma patológica. Cuando la incapacidad para desprenderse de los objetos es incontrolable el hábito de acumular se vuelve patológico Hay diferentes tipos y niveles de acumulación compulsiva. Los síntomas de los que padecen este desorden tienen la tendencia de recoger y guardar objetos que no necesitan hasta que llenan su casa de cosas que no les permiten movilizarse. Algunos acumuladores, desarrollan lo que se conoce en la psiquiatría como disposofobia o el miedo de perder los objetos que han acumulado. Muchos acumuladores consideran sus pertenencias como parte de ellos y cuando alguien los toca o cambia de lugar se tornan violentos pues se sienten invadidos. ¿En qué se diferencian acumular compulsivamente y coleccionar? En el caso de la acumulación compulsiva, las personas pocas veces buscan exponer sus posesiones, las cuales, en general, se encuentran desordenadas. En el caso de los coleccionistas, los mismos suelen exponer con orgullo sus colecciones y las mantienen bien ordenadas. Síntomas La persona no quiere tirar lo que acumula que en su mayoría son objetos inservibles y no lo hace por diferentes rezones: Tienen temor de necesitar los objetos más adelante. Tienen un apego emocional a las cosas como si fueran seres vivos. Son incapaces de tomar decisiones sobre lo que les sirve y lo que no. Les da miedo regalar las cosas pues las sienten como sus mayores tesoros. Un gran desorden en la oficina, en el hogar, en el auto, o en otros espacios (por ejemplo, en un depósito) que...
Hipocondría (Trastorno de ansiedad por enfermedad).

Hipocondría (Trastorno de ansiedad por enfermedad).

La Hipocondría, es una preocupación de que los síntomas físicos son signos de una enfermedad grave, incluso cuando no exista ninguna evidencia médica para respaldar la presencia de un padecimiento de salud. Causas Las personas con el trastorno de ansiedad por enfermedad están demasiado concentradas y siempre pensando en su salud física y tienen un miedo irreal de tener o desarrollar una enfermedad grave. Este trastorno se presenta por igual en hombres y mujeres. La persona hipocondríaca está muy metida en el rol de enfermo, es decir, centra la mayor parte de su vida en la vivencia de estar enfermo. Aunque la hipocondría como trastorno se clasifica independiente de la ansiedad y la depresión, muchas veces aparece junto a ellas. Esta coexistencia se explica por varios motivos. El tono de ánimo negativo hace que nos centremos más en nosotros mismos, lleva a interpretar sensaciones neutras como señales de peligro potencial de enfermedad, y vuelve más catastrofistas nuestras expectativas de padecer una enfermedad y lo que significaría padecerla. Es importante darse cuenta que las personas con trastorno de ansiedad por enfermedad no crean estos síntomas intencionalmente. Ellas son incapaces de controlar los síntomas. Síntomas Las personas con el trastorno de ansiedad por enfermedad son incapaces de controlar sus miedos y preocupaciones. Con frecuencia, creen que cualquier síntoma o sensación es un signo de una enfermedad seria. Ellos buscan el consuelo de la familia, los amigos o los médicos de manera regular. Se sienten bien a lo sumo durante un tiempo corto y luego empiezan a preocuparse por los mismos síntomas o por síntomas nuevos. Los componentes esenciales de la hipocondría...
Adicción al Trabajo (Workaholic)

Adicción al Trabajo (Workaholic)

La adicción al trabajo se define como la implicación excesiva y progresiva de la persona en su actividad laboral, sin control ni límite, y abandono de actividades que antes realizaba. Este exceso de implicación no se explica por necesidades laborales objetivas, sino por necesidad psicológica de la persona afectada. Comprende a aquellos trabajadores que, de forma gradual, pierden estabilidad emocional y se convierten en adictos al control y al poder, en un intento por lograr el éxito. Es una de las adicciones comportamentales más aceptadas y justificadas socialmente y el laboradicto tiende a negar su problema. Generalmente son personas perfeccionistas. No hay una definición médica para tal condición, emparentada con el síndrome de burnout (síndrome del quemado). Sin embargo, algunas formas de estrés y el trastorno de personalidad obsesivo-compulsiva pueden estar relacionados con el exceso de trabajo. Aunque el término workaholic tiene una connotación negativa, se usa a veces para personas que expresan fuerte motivación hacia una carrera u oficio. El “trabajo” en cuestión, usualmente asociado a un empleo pagado, puede también hacer referencia a actividades tales como deportes, música o artes. Aunque se observa en ambos géneros, afecta en su mayor parte a profesionales varones entre 35 y 50 años, profesionales liberales y mandos intermedios, en los cuales la adicción al trabajo suele disimular problemas afectivos en la familia o en la pareja. Consecuencias En estas personas el trabajo constituye el centro de su vida y su refugio, quedando todo lo demás, incluida la familia, el ocio y la vida social, en un segundo plano. Resulta habitual que lleven trabajo a casa para acabarlo por la noche o...