Adicción al Trabajo (Workaholic)

Adicción al Trabajo (Workaholic)

La adicción al trabajo se define como la implicación excesiva y progresiva de la persona en su actividad laboral, sin control ni límite, y abandono de actividades que antes realizaba. Este exceso de implicación no se explica por necesidades laborales objetivas, sino por necesidad psicológica de la persona afectada. Comprende a aquellos trabajadores que, de forma gradual, pierden estabilidad emocional y se convierten en adictos al control y al poder, en un intento por lograr el éxito. Es una de las adicciones comportamentales más aceptadas y justificadas socialmente y el laboradicto tiende a negar su problema. Generalmente son personas perfeccionistas. No hay una definición médica para tal condición, emparentada con el síndrome de burnout (síndrome del quemado). Sin embargo, algunas formas de estrés y el trastorno de personalidad obsesivo-compulsiva pueden estar relacionados con el exceso de trabajo. Aunque el término workaholic tiene una connotación negativa, se usa a veces para personas que expresan fuerte motivación hacia una carrera u oficio. El “trabajo” en cuestión, usualmente asociado a un empleo pagado, puede también hacer referencia a actividades tales como deportes, música o artes. Aunque se observa en ambos géneros, afecta en su mayor parte a profesionales varones entre 35 y 50 años, profesionales liberales y mandos intermedios, en los cuales la adicción al trabajo suele disimular problemas afectivos en la familia o en la pareja. En estas personas el trabajo constituye el centro de su vida y su refugio, quedando todo lo demás, incluida la familia, el ocio y la vida social, en un segundo plano. Resulta habitual que lleven trabajo a casa para acabarlo por la noche o los fines de semana y pueden mostrar algo parecido...
Cleptomanía

Cleptomanía

El cleptómano es consciente de sus actos en todo momento, aunque no puede controlar el impulso de robar. La cleptomanía presenta una serie de características comunes y unas consecuencias negativas en las personas que sufren este trastorno. ¿En qué consiste? La cleptomanía es un trastorno del control de los impulsos que se caracteriza por la dificultad de controlar el impulso de sustraer cualquier objeto. Es la tendencia enfermiza e irresistible de apoderarse de pertenencias ajenas. Viene del verbo griego “clépto”, que significa robar. Algunos profesionales consideran la cleptomanía como una adicción, es decir, como una conducta irracional que produce, en la persona que lleva a cabo el robo, un placer instantáneo que desea experimentar una y otra vez. El impulso de robar no se debe a necesidades materiales sino que procede de necesidades neuróticas. El cleptómano acumula los objetos robados o los devuelve de forma espontánea e inesperada. Su propósito no es lo que roba sino la sensación que experimenta cuando lo hace. Los objetos que roban no suelen ser de gran valor económico, suelen ser objetos fáciles de adquirir, por lo que no es necesario poseer una economía muy boyante para poder comprarlos. Características del cleptómano Existe una serie de características comunes que identifican a los cleptómanos. Entre ellas, destacamos: El cleptómano, roba porque tiene la necesidad de satisfacer la ansiedad que siente en ese momento. El deseo o impulso es muy intenso y frecuente, normalmente fracasan los intentos de resistirlo. Cuando roba lo hace obedeciendo a un impulso. A diferencia de un ladrón no existe una planificación previa ni se ayuda de cómplices, acumula los objetos sin...
Síndrome de Otelo

Síndrome de Otelo

La celopatía, delirio celotípico o síndrome de Otelo es un trastorno delirante caracterizado por una preocupación excesiva e irracional sobre la infidelidad de la pareja. El paciente, normalmente un hombre, está absolutamente convencido de que su pareja le es infiel sin que exista motivo real que lo justifique. En estos pacientes, el rival cobra especial relieve: quiere saber quién es, como le conoció, en qué le supera, poniendo constantemente de manifiesto esta morbosa curiosidad, y buscando en las respuestas de su pareja contradicciones que alimenten su convicción. El síndrome de Otelo, toma el nombre de la conocida obra de Shakespeare, Otelo, que mata a Desdémona poseído por unos celos enfermizos. “La persona está obsesionada con la idea de la infidelidad y muestra una serie de conductas que se manifiestan tratando de buscar pruebas que lo demuestren, por ejemplo, entrando en el ordenador o mirando el teléfono móvil de su pareja. También puede mostrarse violenta o humillar al otro”, dice a BBC Mundo Walter Ghedin, psiquiatra y sexólogo. En casos extremos la persona que padece del trastorno puede llegar a matar al objeto de sus celos. “Cuando se llega al extremo del homicidio es que existe otro tipo de personalidad patológica de base como la paranoia o un delirio celotípico. Cuando hay un delirio es una idea irreversible con una serie de respuestas a esas ideas que son realmente graves”, dijo el experto argentino. Características Un individuo celotípico trata de ejercer un control total de su pareja; puede ir desde prohibirle tener redes sociales, hasta ejercer presión para revisarlas; también pueden llegar a investigar llamadas y mensajes en los teléfonos...
Trastorno Bipolar

Trastorno Bipolar

Es una afección de la salud mental en la cual una persona tiene períodos de depresión y períodos en los que está extremadamente feliz o malhumorado o irritable. Además de estos altibajos en el estado anímico, la persona también tiene cambios extremos en la actividad y los niveles de energía. Causas El trastorno bipolar afecta por igual a hombres y mujeres, y generalmente comienza entre los 15 y 25 años. La causa exacta se desconoce, pero se presenta con mayor frecuencia en parientes de personas que padecen dicho trastorno. En la mayoría de las personas con trastorno bipolar, no hay una causa clara para los períodos (episodios) de extrema felicidad y mucha actividad o energía (manías) o de depresión y baja actividad o energía (depresión). Los siguientes factores pueden desencadenar un episodio maníaco: Síntomas La fase maníaca puede durar de días a meses. Puede incluir los siguientes síntomas: Fácil distracción Involucramiento excesivo en las actividades Poca necesidad de sueño Deficiente capacidad de discernimiento Control deficiente del temperamento Comportamientos imprudentes y falta de autocontrol, como beber, consumir drogas, tener relaciones sexuales con muchas parejas y hacer gastos exagerados. Estado de ánimo muy irritado, pensamientos apresurados, hablar mucho y tener creencias falsas acerca de sí mismo o de sus habilidades El episodio depresivo puede incluir estos síntomas: Tristeza o estado de ánimo bajo diariamente Dificultad para concentrarse, recordar o tomar decisiones Problemas en la alimentación como inapetencia y pérdida de peso o consumo exagerado de alimentos y aumento de peso Fatiga o desgano Sentimientos de minusvalía, desesperanza o culpa Pérdida de placer en actividades que alguna vez disfrutaba Pérdida de la...
Tricotilomanía

Tricotilomanía

Es la pérdida de cabello por las ganas de halarlo y retorcerlo hasta que se desprende. Los pacientes son incapaces de detener este comportamiento, incluso aunque su cabello se vuelva más delgado. La tricotilomanía es un tipo de trastorno de control impulsivo.Los síntomas generalmente comienzan antes de los 17 años. El cabello puede perderse por parches redondos o a lo largo del cuero cabelludo, lo que causa un efecto de apariencia desigual. La persona se puede arrancar otras áreas de cabello, como las cejas, las pestañas y el vello corporal.Estos síntomas se observan generalmente en los niños: Apariencia desigual del cabello. Parches descubiertos o pérdida del cabello por todas partes (difusa). Bloqueo (obstrucción) intestinal si las personas se comen el cabello que se arrancan. Halar, tirar o retorcer constantemente del cabello. Negar el hecho de halarse el cabello. El cabello que vuelve a crecer en áreas descubiertas se siente como cerdas. Aumento de la sensación de tensión antes de halarse el cabello. Otros comportamientos de autoagresión. Sensación de alivio, placer o gratificación después de halarse el cabello. La mayoría de las personas con este trastorno también tienen problemas con: Sentimientos de tristeza o depresión. Ansiedad. Imagen pobre de sí mismo. Las personas pueden tener complicaciones cuando se comen el cabello arrancado (tricofagia), ya que esto puede ocasionar obstrucción en los intestinos o llevar a desnutrición. Prevención La detección temprana es la mejor forma de prevención, porque lleva a un tratamiento oportuno. Asimismo, la disminución del estrés puede ayudar, debido a que éste puede incrementar el comportamiento...
Piromanía.

Piromanía.

La piromanía (de gr. piros = fuego) es un trastorno o enfermedad psicológica de trastorno del control de los impulsos, que produce un gran interés por el fuego, cómo producirlo, observarlo y extingirlo. La persona que padece piromanía recibe el nombre de pirómano.La sintomatología esencial es producir incendios de forma deliberada y consciente en más de una ocasión conllevando una importante tensión y activación afectivas antes del incendio con una gran liberación e intenso placer o alivio al encender el fuego, presenciarlo o al participar en sus consecuencias.Además el sujeto, denominado comúnmente piromaníaco o pirómano, suele sentir relajación, placer, interés, curiosidad y atracción por todo lo relacionado. El pirómano no debe ser confundido con el incendiario que es aquella persona que intencionadamente decide quemar una parcela de terreno (específica o no) con ánimo de lucro o simplemente por hacer...